28 Abril Día Mundial de la salud y seguridad en el trabaj

El presidente Martín Vizcarra alargó el estado de emergencia sanitaria en el Perú hasta el próximo domingo 26 de abril. Después, podría volver a prolongarse.

Por Jorge Ernesto López Granados-Asesor Legal SUTEECEA

El MTPE, ha emitido la R.M. N° 055-2020-TR de fecha 6/03/2020 (publicado en El Peruano el 9/3/2020), aprobando la “Guía para la prevención del Coronavirus en el ámbito laboral”.

El gobierno del señor Vizcarra acaba de cometer un tremendo error político al promulgar el Decreto de Urgencia Nº 014-2020, publicado el 23 de enero 2020. Es esencialmente antidemocrático porque elimina la precaria negociación colectiva existente en los trabajadores que laboran en el sector público.

Al comentar reciente muerte de un trabajador de Vivanda (Grupo Intercorp), representante de uno de los gremios más poderosos del país comparó, con datos erróneos, el número de trabajadores formales que no han muerto y el número de trabajadores que sí han fallecido en accidentes laborales. Aquí te mostramos las cifras oficiales.

Las elecciones del 26 de enero han sido un fracaso para el Perú y, en especial, para la izquierda. Por los resultados electorales, tendremos un Congreso conformado mayoritariamente por partidos que no tienen propuesta política y que suelen moverse de acuerdo al dictado de los medios que expresan el ánimo conservador de las élites o peor todavía, de las ambiciones personales de sus integrantes. 

“La economía no ha crecido lo suficiente para amparar un aumento de remuneración mínima”, expresó, por su parte, la presidenta de la Confiep, María Isabel León, ante un eventual aumento del sueldo mínimo.

Panorama laboral en el Perú. La desaceleración en la economía provocó que algunas empresas privadas decidan no contratar más personal. Especialistas coinciden en que la industria manufacturera es la más sensible ya que atiende al mercado interno. Otros sectores son comercio, extractiva y transportes.

En línea con el crecimiento económico del país en 2019, la generación de nuevos puestos de trabajo (formal e informal) en Lima, durante el año pasado, fue baja. Con apenas un crecimiento de 0,6%, solo se logró emplear a menos de la mitad de la nueva oferta laboral.

Páginas