La imparable penetración China en sectores estratégicos

Por Jorge Manco Zaconetti / Publicado en Diario Uno

Avanza en puertos, distribución y generación eléctrica, hidrocarburos, etc., sin mayor control del Estado peruano. Luz del Sur es una de las empresas más rentables del país.

Según fuentes de la embajada china las inversiones del gigante asiático sobrepasan los US$30 mil millones de dólares en diversos sectores de la economía peruana. Minería, hidrocarburos, electricidad, pesquería, comercio, puertos, banca, etc.

China Popular es el principal inversionista extranjero en nuestro país, desplazando a los Estados Unidos, Canadá, Suiza, Brasil entre otros. Es también el principal mercado de las exportaciones mineras del Perú, harina de pescado y productos de la agro exportación.
Con una población de 1,400 millones de chinos, de los cuales mas de 400 millones conforman la nueva clase media con poder adquisitivo, constituye un mercado mundial por satisfacer.

En un artículo anterior hacíamos mención a la presencia minera de las inversiones asiáticas en nuestro país, sobre todo en la explotación de hierro y cobre, donde resaltamos que se “exportan” más de 13 millones de toneladas de hierro hacia la China, dejando desabastecido el mercado interno de hierro por estrictos problemas contractuales.

REMATE FUJIMORISTA
En este contexto debemos resaltar la importancia estratégica del puerto de San Nicolás privatizado conjuntamente con los yacimientos de hierro, la maquinaria y equipo que formaban la empresa estatal Hierro Perú, privatizada hacia 1992 en la dictadura fujimorista. ¡Se imaginan comprar un puerto por menos de US$120 millones incluidas reservas de hierro para 100 años!

Ese puerto recibe cada quince días un gran buque de bandera china de más de 100 mil toneladas de peso muerto para trasladar el hierro y trae una serie de mercancías que inundan el mercado peruano a bajos precios. ¿Alguna institución supervisa esas importaciones?

Como parte de una estrategia de expansión en la hegemonía de la economía mundial los capitales chinos están construyendo un megapuerto en el norte chico de Lima, en Chancay, por un valor de US$3,000 millones de dólares que será levantado entre el 2021 y el 2023.

Así, el consorcio conformado por la empresa minera Volcan S.A controlada en un 65% por la transnacional suiza Glencore (30%) y la china Cosco Shipping Port Limited (70%) se han asociado para hacer realidad el megapuerto de Chancay que aliviará la saturación del Callao como principal puerto del país.
Si a ello sumamos la compra de la mayoría accionaria de la empresa de distribución eléctrica Luz del Sur, responsable de la dotación del servicio eléctrico al sur de Lima hasta Cañete con mas de 2 millones de clientes, la presencia de capitales chinos se fortalece en la economía peruana.

CIRCUITO ELÉCTRICO
La empresa Luz del Sur no solamente es la más rentable y de mayor patrimonio del conjunto de empresas eléctricas sea de generación, transmisión y distribución que operan en la economía peruana. Así la transnacional China “Tres Gargantas” pagó más de US$3,560 millones de dólares a la transnacional gringa Sempra Energy hacia fines del 2018, a pesar de las bravatas de Trump.

Con estas negociaciones entre transnacionales chinas y estadounidenses con empresa que operan en el país, el Estado peruano tiene derecho a una participación por concepto de impuesto a la renta de varios millones de dólares, que esperamos se haya realizado. 

Indecopi, Osinergmin y el propio Ministerio de Economía y finanzas debieron informar al respecto.

Lo cierto es que los agresivos capitales chinos también están en el negocio de la generación eléctrica, por medio de la compra de Chaglla (Huánuco) a la empresa brasileña Odebtrecht, más con el control de la empresa de generación Santa Teresa (Cuzco) y la generadora térmica de Shoughesa en Marcona.

HIDROCARBUROS CHINOS
En el sector de hidrocarburos tienen la titularidad del 100% de las acciones del lote 58 (exploración) por medio de la empresa estatal CNPC en el “Gran Camisea”, y el 46% de participación en el lote de explotación 57 que tiene como operadora a la empresa española Repsol.

En el norte del país, en la cuenta petrolera de Talara, la petrolera China CNPC retiene hasta ahora el rentable lote X ubicado en el distrito de El Alto, que tiene más de 65 millones de barriles de petróleo de alta calidad como reservas probadas, con una producción promedio de 13 mil barriles diarios y 15 millones de pies cúbicos diarios de gas natural.

Tambien en Talara la poderosa CNPC opera el lote VI/VII por medio de su filial Sapet con una producción rentable a pesar de los precios internacionales que no superan los US$50 dólares el barril. En ambos casos del lote X y VI/VII CNPC pretende quedarse indebidamente en dichos lotes a pesar que los contratos tienen fecha de vencimiento el 2023.
Sea por el gas natural que posee CNP en el lote 58 y 57 donde habrá de pagar regalías mínimas del 5% al fisco, como el petróleo de los lotes X y VI/VII de Talara, la titularidad sobre los hidrocarburos, es decir la propiedad le corresponde al estado chino. Así, si las empresas chinas de hidrocarburos deciden trasladar el petróleo y gas natural hacia la China Popular, según la ley de hidrocarburos vigente, estarían en su derecho y facultades.

Esta es una de las consecuencias absurdas de la política del “libre cambio” que se aplican sin una visión nacional de desarrollo que permita la satisfacción prioritaria del mercado interno y la masificación del gas natural para no abonar los altos precios del gas licuado del petróleo (GLP).

DATO
“China popular es el principal inversionista extranjero en nuestro país, desplazando a los Estados Unidos, Canadá, Suiza, Brasil, entre otros. Es también el principal mercado de las exportaciones mineras del Perú, harina de pescado y productos de la agroexportación”.