La seguridad y salud en el trabajo es esencial para los trabajadores

La Seguridad y Salud en el Trabajo (SST) es una preocupación fundamental a nivel global para la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Cada 15 segundos, un trabajador muere a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo en el mundo. Cada 15 segundos, 153 trabajadores tienen un accidente laboral.

En el Perú, este tipo de incidentes son más comunes de lo que se cree. En su último Anuario estadístico sectorial (2016), el MTPE revela cifras claves: durante todo el 2016 se registraron 20,876 accidentes laborales, siendo Lima Metropolitana la región con más casos (14,931). Además, las actividades económicas con más notificaciones se encuentran en la industria manufacturera (24.87 %), las actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (18.78 %) y el rubro de Construcción (11.43 %).

La campaña de la OIT por el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo  todos los  28 de abril se centra en la necesidad fundamental de los países de mejorar su capacidad prevenir y evitar muertes y deterioro de la salud de los trabajadores.

El Gobierno peruano ha establecido la salud ocupacional como un tema prioritario en la agenda nacional de cara al bicentenario. Con la aprobación del Plan Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo 2017-2021 se busca impulsar una red integrada de información que promueva el diseño, implementación y evaluación de las acciones de promoción y prevención sobre este aspecto.

Una de las metas específicas de este plan es finalizar el desarrollo de un sistema único e integrado de registro y notificación de accidentes de trabajo, incidentes peligrosos y enfermedades profesionales.

¿Cómo prevenir los accidentes de trabajo en una organización?

Es fundamental promover iniciativas que implementen políticas y planes de salud ocupacional; es decir, aquella actividad orientada a proteger la salud y la seguridad de los trabajadores. Esto se logra a través de programas sanitarios, beneficios con seguros sociales y privados, políticas de seguridad y la eliminación de las condiciones que generan riesgo o peligro para los trabajadores.

Las empresas tienen la obligación legal y ética de incorporar estas políticas. De esta manera se asegura tanto el desarrollo personal y profesional de los trabajadores, como también el éxito de la propia organización.