Nuevo proyecto del ducto de gas al sur se adjudicaría en 2022

Por Elías García Olano, Victor Melgarejo/ Publicado en el Diario Gestión

Según un documento del Gobierno al que tuvo acceso Gestión, existe un cronograma para la licitación del gasoducto del Sur, cuyas obras quedaron paralizadas en el 2017 por los problemas del consorcio liderado por Odebrecht.

El Ministerio de Energía y Minas (MEN) había previsto en enero pasado la posibilidad que la licitación del proyecto del sistema integrado de transporte de gas a la zona sur, que reemplazará a la propuesta original del Gobierno, más conocida como gasoducto sur, se convoque en el 2020. Ayer, el titular de ese sector, Francisco Ísmodes, indicó que no hay fecha prevista para su adjudicación al mejor postor.

De acuerdo a documentos de trabajo del Gobierno, a los que tuvo acceso Gestión, en la posibilidad de que se mantenga el trazo original del proyecto, la nueva iniciativa para transportar gas al sur (de convocarse el concurso en el 2020) se adjudicaría en el año 2022, y la entrega de la obra se concretaría en julio del 2025.

Por lo pronto, el ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, confirmó que todo hace prever que el nuevo proyecto de transporte del gas natural siga el trazo del proyecto original, es decir, discurriría por la selva y sierra sur, iniciativa que avanzó el consorcio Gasoducto Sur Peruano, encabezado por Odebrecht, el cual ya tenía un 37% de avance.

Antecedente

Vale recordar que en enero último, el ministro Ísmodes había indicado que el informe final de la consultora Mott MacDonald (contratada por ProInversiòn) para definir entre las tres opciones planteadas para el nuevo proyecto), estaría listo en marzo próximo, mientras que el viceministro de hidrocarburos, Eduardo Guevara, señalo que la convocatoria para licitar el proyecto se hará en el año 2020 (gestión.pe 24.01.2019).

Durante el seminario Energía y Minería, organizado por ComexPerú, el titular del MEM señalo que ya hay un avance (del informe de Mott Macdonald) que recibió ProInversiòn para llevar a cabo el nuevo proyecto “y todo nos hace prever que el trazo es el original, y lo que queremos es impulsar ese trazo, y que sea además al Cusco a donde llegue el ducto, en el más corto plazo posible”.

No obstante, indicó que la fecha no está definida pues primero se tiene que avanzar “en esa definición de poder viabilizar este trazo original, que se está trabajando”.

Mismo trazo

Hace una semana el presidente de la República, Martin Vizcarra, había señalado, tras culminar el GORE Municipal del Cusco, que el proyecto de transporte de gasoducto al sur seguirá el mismo trazo que el proyecto del gasoducto del sur.

Sin embargo, hay aún varios temas que deberían definirse antes de confirmarse que se seguirá el trazo original, siendo el primero de ellos los resultados de la consultora Mott MacDonald, con su evaluación de cuáles son las mejores condiciones para desarrollar este ducto.

Posible cronograma

Pese a ello, en el documento bajo evaluación del Gobierno, al que accedió Gestión, se indica que aún hay estudios preliminares que deberían realizarse para el desarrollo del proyecto y, siguiendo la ruta trazada por el anterior concesionario Gasoducto Sur Peruano (GSP), la buena pro tendría como fecha probable el 30 de mayo del año 2022.

Una vez adjudicada la buena pro-según el citado documento- habría tres años de construcción del gasoducto para que le gas natural llegue a las regiones del sur del país el 27 de julio del año 2025, tal como se observa en el cronograma adjunto (ver infografía)

Las otras dos alternativas (que el trazo del gasoducto discurra a lo largo de la costa peruana o por el mar vía embarcaciones)- De acuerdo al mismo documento-demorarían dos años adicionales, según el esquema preliminar que se analizó en el Gobierno, con una fecha prevista para la buena pro en el 2023, pero con una expectativa de que el gas natural llegue recién al sur en el año 2027.

Todo ello habría hecho pensar al Ejecutivo en revisar las fechas, pero antes esperan que se concluyan los estudios encargados a Mott MacDonald, previstos para entregarse en marzo de este año.

Impactos

Además, otro elemento que incide en la necesidad de no postergar la licitación de la nueva iniciativa estatal es la advertencia que hizo el presidente del Comité de Operación Económica del Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (COES), César Butròn, de que si posterga o demora más la ejecución del gasoducto sur se pueden venir mayores costos de la generación eléctrica al país.

Además, el ministro Ísmodes indicó que hay una coincidencia en el sentido de que seguir el trazo original resultaría más económico, aunque no especificó si sería más barato que las otras dos alternativas, o que el proyecto trunco que desarrollo el consorcio liderado por Odebrecht.

“En todo caso, finalmente, para poder llevar adelante este proyecto, si es una iniciativa cofinanciada como es hasta ahora, se pueda contar con el Invierte.pe aprobado, y tiene que pasar por ese control Invierte.pe, eso es lo que estamos revisando”, dijo.

El mensaje, asevero el ministro de Energía y Minas, es que este proyecto avance lo más rápido posible y que haga link (un vínculo) con otros proyectos de masificación de gas, para lo cual insisto, se tiene que respetar el trazo original.