Por un 2020 sin corrupción

Se termina el año 2019 y sin temor a equivocarnos podemos decir que ha sido un año lleno de sobresaltos de lucha anticorrupción, de cierre de un Congreso que no daba para más y a nivel social los conflictos mediambientales se han incrementado así como los retrocesos en materia laboral y el estancamiento de la económica en un sistema que fracasa pero sobrevive en el poder sustentado en las mafias de corrupción privada que han capturado el Estado peruano.

En el plano de la economía peruana se confirma que ya no crecerá 3.5 % como lo anunció hace algunos meses el Ministerio de Economía y Finanzas. Esta tasa se ha reducido al 2.6 %, según el último reporte del Fondo Monetario Internacional para el hemisferio occidental debido a la desaceleración del sector primario, que se contrajo en 2.9 % durante el primer semestre de este año.

 Las perspectivas para el 2020 en este nuevo escenario político-económico, están basadas en lo que resulte de las próximas elecciones de fines de enero. Sin embargo, la población y los trabajadores seguimos pagando los costos del sistema neoliberal que recorta, restringe los derechos laborales, los niveles de desempleo y de precarización laboral son alarmantes.
En este panorama político y económico del país, a los trabajadores y trabajadoras nos toca reafirmar nuestra consecuente lucha por los derechos laborales incluyendo en nuestra agenda la lucha contra la corrupción y contra la precarización laboral, es hora de afianzar la organización y colaborar con nuestra experiencia organizativa para los sectores laborales de jóvenes que se encuentran en condiciones de precarización laboral que linda ya con grados de esclavitud laboral.

Para el 2020 nos toca asumir el compromiso de seguir luchando pero también de contribuir en sentar las bases para recuperar los derechos que se están perdiendo, fortaleciendo nuestra organización y creando más organización, de ello depende nuestro futuro, el de nuestras familias, veamos como ejemplo lo que sucede en nuestros países vecinos. 
Nuestro deseo es que el próximo año 2020 sea mejor y sin corrupción.

¡¡Feliz Año nuevo 2020¡¡